jueves, 14 de diciembre de 2017

Judías con calabaza y sobrasada


Como desde hace unas semanas, sigo con los platos de cuchara. Hace tiempo que me apetecía preparar unas judías con calabaza y el fin de semana pasado pensé en la receta que hoy os traigo. En principio iba con otros ingredientes que quizá en el futuro prepare, pero me apetecía mucho realizar esta combinación. Hace años en una feria gastronómica, probé una sobrasada del pueblo valenciano de Ontinyent que llevaba calabaza. El sabor era peculiar, porque la calabaza dulce y la sobrasada salada, en principio parece que no estén jugando en la misma liga, pero el resultado es sorprendente.


También hace un tiempo probé también unos montaditos de pan tostado y sobrasada con miel. La combinación también me gustó. Es por ese motivo que el otro día compré una calabaza pequeña y como en casa tenía una sobrasada que una amiga me regala y que es de la zona de la comarca valenciana de La Safor, decidí preparar estas alubias que llevan alguna verdura más y un poco de chorizo. Como siempre digo, son sabores peculiares que la única manera de saber si os gusta es prepararla.

Ingredientes:
1 kg de alubias blancas calidad extra
300 gr. de calabaza
1 nabo blanco
1 cebolla mediana
3 dientes de ajo
1 pimiento verde italiano
1 pimiento amarillo (opcional)
50 gr. de sobrasada
1 chorizo seco para cocido
Alga kombu (opcional)
AOVE
Sal
Agua blanda o mineral


Ponemos las alubias a remojo la noche anterior.


Cortamos la calabaza en dados.  


Realizamos la misma operación con los dos pimientos.


El nabo lo pelamos y lo cortamos.


La cebolla la cortamos en ciselé.


Escurrimos las alubias con ayuda de un colador.


Si podemos elegir, utilizamos productos de calidad, como es esta sobrasada de la zona de La Safor. 


Le quitamos la piel al chorizo y lo cortamos en trozos.


Yo le pongo alga kombu por dos motivos. Uno es para potenciar los sabores del guiso y otro es porque hacen que sean más digestas, pero es opcional.


He realizado la receta en el kamado pero la podéis hacer donde queráis. Ponemos un poco de AOVE en la olla junto a los ajos que habremos chafado un poco con la mano. Agregamos la sobrasada para que se vaya fundiendo.


Rehogamos las verduras con el AOVE y la sobrasada que habrá soltado su parte grasa. Empezamos por las más duras.


En último lugar ponemos la calabaza y rehogamos unos breves minutos.


Añadimos los chorizos pelados y cortados.


Agregamos las alubias y con cuidado mezclamos bien todos los ingredientes.


Vertemos el agua blanda o mineral hasta cubrir bien las alubias. Añadimos sal.


Dejamos cocinar a fuego lento durante 1 hora y 45 minutos o 2 horas. Comprobaremos que ya están cocinadas cuando se nos deshagan al cogerlas con la mano. Desespumamos el caldo y rectificamos de sal si fuera necesario. Añadimos más agua si observamos que las alubias se van quedando sin ella.


Una vez finalizado el tiempo, dejamos reposar las alubias en la cazuela. Las dejamos al menos 24 horas hasta probarlas. Yo las suelo dejar 48 porque de esta manera los sabores están más homogeneizados. 
Cuando vayamos a servirlas las ponemos en un plato hondo o en un cuenco y simplemente las disfrutamos.

Las podemos acompañar de un vino tinto tipo Viña Ardanza, pero eso ya son palabras mayores y que cada uno lo haga con el que desee.

Bon profit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario