miércoles, 3 de mayo de 2017

Estofado de pulpo en horno kamado


Pues desde el domingo tengo un nuevo horno para disfrutar en la cocina. Se trata del Kamado Monolith. Por si no lo conocéis es un horno de origen japonés con más de 1700 años de antigüedad. En origen se llamó Mushikamado y fue utilizado para cocer el arroz ya que le ofrecía un sabor diferente. Después de la segunda guerra mundial, los soldados americanos llevaron los kamados a EEUU y desde entonces su uso en aquel país se extendió. Más tarde se fue implantando en países europeos como Alemania y en los últimos años ha supuesto una revolución en la cocina tanto en casas como en restaurante. Parece que hayamos recuperado la cocina de antaño, sus sabores y su largo tiempo de cocinado. Una auténtica joya de la que espero poder sacarle el máximo partido ya que podemos cocinar con rangos de temperatura de 55º a 450º.

Para estrenar el amado realicé un estofado de pulpo que se puede realizar en cualquier tipo de cocina. Una receta sencilla, sabrosa y que cocinada con paciencia y el sabor del carbón, la hacen diferente.


El amado que tengo es el mediano. Posee un diámetro de 46 cm por lo que sus dimensiones son considerables y posee una gran capacidad para cocinar en su interior. Lo principal es llenarlo de carbón y tener paciencia al encenderlo porque cuesta tiempo que se encienda a la temperatura que deseamos.


Ingredientes:
400 gr. de pulpo cocido
3 patatas medianas
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
200 gr. de tomate rallado
1 litro de caldo o fondo de pescado
Cayena o chile
Sal
AOVE


Picamos la cebolla finamente. 


Pelamos y chascamos las patatas. Las reservamos en agua.


Cortamos el pulpo en trozos.


Cuando tengamos caliente el amado y a la temperatura deseada, ya estará listo para cocinar. Si cocinamos en fuego normal encendemos el fuego de gas o inducción.


En frío ponemos los ajos golpeados y la cayena con AOVE. Agregamos la cebolla y dejamos que blanquee.


Añadimos el pimentón, el tomate y cuando esté sofrito, las patatas chascadas. Ponemos sal.


Añadimos el caldo y dejamos cocinar hasta que las patatas estén tiernas.


Una vez listas las patatas, añadimos el pulpo cortado y cocinamos unos 10 minutos para que los sabores se armonicen.


Dejamos reposar en la olla durante unos minutos. Después ya podemos comer el plato de pulpo con patatas y notaréis el sabor que es totalmente diferente a si lo hacemos en un fuego tradicional. De todas maneras podéis elaborarlo donde queráis ya que el resultado estoy seguro que será óptimo. Disfrutarlo con un vino blanco con buena carga acética.

Seguiré elaborando recetas con el amado y dando a conocer más cosas, pero para ser el primer intento, estoy satisfecho con el resultado.

Bon Profit!

1 comentario:

  1. Rafa Garcia Gadea5 de mayo de 2017, 9:19

    Ximo, impresionante,menuda pinta tiene, gracias por la recta,yo lo haré en fuego tradicional

    ResponderEliminar